¿Todavía lavas la colada en tu propia casa?

¿Todavía lavas la colada en tu propia casa?

Pues, te diré, que ese gesto tan cotidiano en nuestro día a día, tiene los días contados. ¿Cómo? No, no creas que pronto llegarán las prendas autolavables, o mejor aún, antimanchas. Es mucho más sencillo que eso, aunque igualmente revolucionario: el autoservicio de lavandería, un tipo de establecimiento que se ha instalado, para quedarse, en todos los lugares del mundo. Y es que las ventajas que ofrece, tanto a nivel económico, como ecológico, son realmente sorprendentes.

En España, el uso del autoservicio de lavandería, es relativamente reciente, y hasta hace poco, limitado a los los turistas, los estudiantes universitarios o las personas trasladadas por motivos laborales, trabajadores por cuenta ajena, etc… Pero hoy, se ha extendido a toda la población, su uso se ha generalizado y en muchas familias, es común utilizar estos servicios para lavar abrigos, ropa de hogar sábanas, edredones, mantas, cortinas, etc… o incluso la ropa de uso diario.

Por otro lado, el número de viviendas en las que solo habita una persona, ha crecido, y se espera que en los próximos años, casi la mitad de los hogares serán unipersonales. Lo que supone, hogares más pequeños, adaptados a las necesidades de una nueva generación de solter@s, que valora la funcionalidad, y los espacios reducidos, a la vez que prácticos. La lavadora, es un elemento que sobra, es totalmente prescindible, para la mayoría de l@s jóvenes de hoy, amantes de las nuevas tecnologías de la información, nómadas, que cambian de ciudad y de trabajo constantemente, y que pueden trabajar desde rincón del mundo, porque en muchas ocasiones, no necesitan más que un portátil y una conexión a Internet para hacerlo.

Los jubilados que  viven solo, son otros de los grandes usuarios del autoservicio de lavandería, y es que, muchas veces, sobre todo si llevan poco tiempo viviendo sin compañía, no soben como poner la lavadora ellos mismos, y porque, además, no suelen juntar demasiada ropa. Pero también, encuentran en la lavandería, un espacio donde distraerse, leer, tomar un café, y hasta donde hacer nuevas amistades. Quién sabe, a lo mejor surge el amor, a lo peli romántica de fin de semana.

La lavandería de autoservicio ha llegado, como respuesta a las necesidades de una sociedad que ha cambiado rápidamente. El número de matrimonios ha bajado, a la vez que ha subido el de separaciones y divorcios. La soltería, es una opción cada vez más común. Las familias son cada vez menos numerosas. Todos estos factores, han condicionado, un uso cada vez mayor de la lavandería, porque poner la lavadora con poca ropa, supone un enorme gasto energético, y por lo tanto económico.

Además, las nuevas generaciones se preocupan más por su salud, por la buena alimentación, el ejercicio físico, y por el medio ambiente, el tipo de clientes que tiene  Wash-up,  cada equipo dispone de equipos automáticos de dosificación que evitan tener que añadir aditivos extra. Wash-up investiga, prueba, evoluciona y modifica todos sus productos consumibles antes de incorporarlos al establecimiento, todos testados y adaptados a sistemas de lavado ActiveMotion, lo que los convierte en exclusivos por formulación. Además,  integra programaciones Ad-hoc graduadas electrónicamente en función de temperaturas, cargas de agua y tiempos de proceso del programa seleccionado.

Ahorra tiempo y dinero, a la vez que protege el medio ambiente

El autoservicio permite ahorrar tiempo y dinero, a la vez que contribuye al cuidado del medio ambiente,  garantizando, además, un lavado perfecto, pero como todo lo nuevo, todavía provoca ciertos recelos y dudas entre una pequeña parte de la población, que no se fía de la eficacia del lavado, ni de la seguridad de sus prendas. Pero lo cierto, es que es mejor lavar en una lavandería de autoservicio que poner una lavadora en casa. ¿No te lo crees?

Te cuento. Si tienes en cuenta, toda la ropa que lavas, el tiempo que inviertes y el coste energético que supone el uso de la lavadora y la secadora, observarás que el gasto económico es considerable. Pues usando el autoservicio de lavandería, podrás llegar a ahorrar, hasta un 25% de energía, lo que traducido a dinero, resulta bastante interesante.

Las lavanderías como Wash up, se basan en Procesos de Alta eficiencia, e incluyen los últimos avances tecnológicos en sus equipos de lavandería lo que favorece una excelente gestión de los recursos energéticos y naturales. El proceso es corto, y en menos de 90 minutos, la ropa estará perfectamente limpia y seca, sin prelavados, sin necesidad de programas diferentes, sin esperar a que seque al aire libre, y sin que las prendas sufran algún desperfecto.

Deja un comentario