El reciclaje, un asunto de responsabilidad global

El reciclaje, un asunto de responsabilidad global

La Tierra vive uno de sus momentos más críticos. Mejor dicho, lo lleva viviendo desde hace ya muchos años. ¿La causa? La presión que le está ejerciendo el ser humano, especialmente en lo referido a la cantidad de emisiones contaminantes que se produce a lo largo y ancho del planeta. La polución que se experimenta en la actualidad ha adquirido tintes como los que jamás se habían producido hasta la fecha. Es necesario cambiar la mentalidad y darnos cuenta, de una vez por todas, de lo importante que es comenzar a rebajar las emisiones. Las consecuencias no las van a sufrir nuestros hijos solamente. También nos puede condicionar a nosotros.

Por suerte, desde los Gobiernos se vienen tomando medidas al respecto desde hace tiempo. Sin embargo, ya sabemos cómo se las gastan algunas naciones, que no tienen reparos en saltarse un determinado protocolo si eso va a repercutir de un modo positivo en su economía. La clave no reside en que sólo desde el ámbito político se opere en favor de la Tierra. La sociedad civil juega un papel importantísimo gracias a las organizaciones que defienden el medio ambiente y a todas las personas que las componen.

Es esa sociedad civil la que permite que todavía queden motivos para la esperanza. Según informó el diario argentino La Nación en un artículo publicado hace un par de años, el 86% de la población mundial ya se preocupaba por el medio ambiente, un dato que sin duda invita al optimismo. Hemos dicho que sólo con la colaboración de todos es posible que este planeta perdure y es ese el camino que hay que seguir. Todos, sector público, organizaciones y empresas, debemos caminar juntos de la mano en pos del logro de ese objetivo.

Hasta ahora hemos hablado de polución o de emisiones contaminantes. Pero es evidente que mejorar la salud de nuestro planeta depende de más cosas. Por ejemplo del reciclaje. Adquirir productos que sean reciclables es imprescindible para que la Tierra no se quede sin recursos naturales dentro de muy pocos años, lo cual es y seguirá siendo una de las principales amenazas a las que se enfrenta el planeta azul. Y no es una amenaza precisamente pequeña. Es algo serio y que merece una respuesta contundente.

La respuesta contundente que demanda la sociedad en materia de reciclaje para alargar la vida de nuestros recursos naturales se va convirtiendo cada vez más en algo global. Una de las cuestiones que más destacan dentro de este ámbito es el reciclaje de plástico, algo que se representa a la perfección con el uso cada vez mayor de bolsas de plástico reciclables que ha destacado Plásticos Alhambra recientemente en un estudio. Sus profesionales, especializados en la venta de bolsas de plástico reciclable, aseguran estar sorprendidos con la cada vez mayor concienciación de la gente en lo que a la adquisición de materiales reciclables se refiere.

Reciclar, algo habitual entre los españoles

España tiene todavía mucho que aprender en materia de reciclaje y protocolo anticontaminación. La campana que cubre ciudades como Madrid y Barcelona es uno de los mayores argumentos para defender esta teoría. La calidad de vida en esas ciudades se ve afectada por la gran cantidad de partículas que se emiten desde las chimeneas de las fábricas, las oficinas y los coches. Aunque bien es cierto que los Ayuntamientos de esas ciudades han puesto de su parte para reducir el impacto de la contaminación, sigue sin ser suficiente.

Pero no todo es negativo. En efecto, un artículo del diario 20 Minutos publicado en 2015 hizo incidencia en que, a pesar de que, a pesar de que el número de españoles que solía reciclar de un modo habitual había caído en un 6% durante los dos años anteriores, el porcentaje total de ciudadanos residentes en España que reciclaba era del 89%, una cifra que es importante y que habla bien de nosotros. Es una cifra que, además, se ha mantenido durante los tres años que han pasado desde la publicación de dicho artículo. Y es que prácticamente nueve de cada diez españoles continúan reciclando a día de hoy.

Continuar en esa dinámica y mejorarla sigue siendo una prioridad de cara a los años que vienen. El reciclaje contribuye a que la situación ecológica de nuestra tierra no sea tan fatal como lo podría ser si descuidáramos labores como estas. Reciclar es sencillo y no cuesta nada. Lo que realmente nos va a salir caro es lo que puede llegar a pasar si no lo hacemos. Nunca es tarde para comenzar a reciclar.

 

Deja un comentario