Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Consejos para pintar la habitación infantil

8765_11zon

Para pintar la habitación del bebé tienes que optar por los colores suaves, ya que aportan tranquilidad y bienestar.

«Las habitaciones infantiles son mucho más que un lugar para dormir, son un espacio para jugar y soñar», dice el experto Andreu Guardi.

Los colores tienen efectos sobre nuestro estado de ánimo, por eso es fundamentalmente elegir bien los tonos de las paredes del cuarto del pequeño.

«El color de las paredes potenciará su desarrollo, creatividad y felicidad», explica el experto.

Para los bebés de cero a dos años los colores recomendados son los pasteles. Y de dos a seis años, es el momento para pintar las paredes con un color que despierte su creatividad.

Te aconsejamos una pintura lavable, ya que permite eliminar, con un trapo humedecido las manchas de la pared sin dañar el color.

A partir de los siete años, se recomienda que el niño tenga dos ambientes en la habitación, «la pared enfrente del escritorio debe ser de un color que estimule al estudio y la relajación y estos son sin duda, los tonos azules y verdes, pero en tonos claros y medios. Aquí debemos evitar los tonos muy intensos que pueden fatigar la vista», comenta Guardi.

«En la pared opuesta podemos usar distintos colores que potencien su creatividad y felicidad. A esta edad, la recomendación es que los niños elijan junto a los padres el color que más les guste», añade.

Cuando tu hijo comienza a crecer, debes tener en cuenta sus gustos para decorar su espacio personal.

«Hay estupendos murales infantiles que ayudarán a dar vida a la habitación en donde los niños podrán tener su espacio favorito», indica Guardi.

Otra opción es el papel pintado, pero evita los colores muy fuertes porque no relajan y no proporcionan calma. Puedes empapelar una sola pared, pero escoge un papel pintado ‘certificado A+’ y utiliza una cola ecológica sin disolventes.

Sino sabes cómo amueblar una habitación infantil, ¡sigue leyendo!

Una cama adecuada para su edad

Para su elección deberás tener en cuenta la edad del niño y el espacio de la habitación. Apuesta por las camas nido, ya que este tipo de mueble cuenta con dos alturas.

Te aconsejamos unas dimensiones estándar de 90 x 190 cm. Bien entrada la adolescencia, puede ser un buen momento para comprar una cama más grande.

Un armario

Escoge un buen armario, así que opta por un tono neutro o un diseño de madera. «Si el espacio de la habitación no es muy amplio o simplemente no quieres tener mucho mobiliario en ella, los muebles multifuncionales son las mejores ideas para la habitación de un bebé. Como su propio nombre indica, sirven para realizar varias funciones a la vez. El mejor ejemplo que podemos utilizar es el cambiador. Si compras un cambiador que en la parte inferior tenga baldas o un pequeño armario, tendrás más espacio para colocar las cosas del bebé», informa la revista Eres Mamá.

Ventanas grandes

Para que pueda disfrutar de la luz natural mientras juega, opta por las ventanas grandes para ganar luminosidad. Aunque siempre deben tener bloqueos u otros dispositivos para evitar que el niño pueda abrirla.

En la habitación de tu hijo no puede faltar una mosquitera, así que en la empresa Spadico encontrarás mosquiteras de vidrio o aluminio.

Una estantería

Escoge una estantería con puntos de almacenaje a ras de suelo, donde pueda guardar sus juguetes, cuentos, muñecos, cómics, cuadernos, fotografías…

Una alfombra didáctica

Coloca en la habitación una alfombra didáctica, por ejemplo de puzles, rayuelas, circuitos de velocidad…

Banco de almacenaje

Incorpora un banco de almacenaje junto a la ventana, para que el niño guarde sus juguetes.

Un baño en la habitación

También puedes integrar el baño en la habitación, pero debes adaptarlo a tu hijo para que esté cómodo. Instala junto al lavabo un módulo de higiene fabricado con melamina hidrófuga y una cubeta de plástico, para rellenar con agua y tirarla cuando termine su uso.

Los grifos monomando son fáciles de usar, pero escoge un modelo que incorpore una apertura siempre en frío.

Muebles de fibras naturales

Incorpora muebles de fibras naturales como el mimbre, el ratán o el bambú. Estos materiales son más respetuosos con el medio ambiente.

Perchero de color

Los percheros de madera con colgadores de colores son idóneos para colgar su ropa, manta o bolsas.

Mueble para guardar los productos

En el dormitorio no puede faltar un mueble grande para guardar los productos de higiene, pero si no te apetece añadir más muebles, puedes optar por las cestas de mimbre o las cajas decoradas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest