Reacondicionar nuestros móviles implica beneficios para el medio ambiente

Reacondicionar nuestros móviles implica beneficios para el medio ambiente

Resulta obvio que cuidar de nuestro medio ambiente se ha convertido en una de las prioridades de todos los países en la actualidad. Y es que no es para menos. El ser humano ha degradado su entorno durante muchos años y ahora nos encontramos en una situación crítica. Tenemos la obligación de hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar que las consecuencias de nuestros excesos terminen por condicionar la vida que conocemos a día de hoy. Eso es precisamente lo que se trata de evitar. Y es que el futuro depende de ello.

Hay una gran cantidad de formas de luchar contra todas las amenazas que se ciernen sobre el estado de salud de nuestra Tierra. Ya estamos viendo por todos lados que es necesario reducir el consumo de combustibles fósiles, que el reciclaje y el uso de materiales biodegradables es indispensable y que la generación de energías renovables tiene una importancia mayor a la que inicialmente habíamos previsto. Como veis, todo cuenta a la hora de hacer de este mundo un lugar mejor. Y darle una segunda vida a nuestro teléfono móvil también es una manera muy útil de colaborar en una mejora de las condiciones de nuestro planeta.

A lo que nos referimos exactamente con darle una segunda vida nuestro móvil es a un reacondicionamiento del mismo, que no es otra cosa que devolver el móvil a la marca para que lo incluya en fábrica y nos lo devuelva con todas las garantías. Eso es lo que nos cuenta una noticia publicada en la página web del diario El País. Se trata de una práctica que se está convirtiendo en algo común en los últimos años y que, desde luego, está teniendo un impacto bastante interesante en la mejora de nuestro medio ambiente.

¿Y por qué?, os estaréis preguntando. La respuesta es bien sencilla. Si nos dedicamos a reacondicionar en lugar de a cambiar de móvil cada dos por tres, el consumo de plásticos y demás materiales que se requieran para la elaboración de este tipo de aparatos se verá reducido. Y esa es una necesidad imperiosa de nuestra Tierra. No cabe la menor duda de que la fabricación de todo tipo de objetos con plástico tiene que reducirse y, en lo que a móviles se refiere, la que os hemos comentado es una manera muy eficaz de aportar nuestro granito de arena para alcanzar el objetivo final.

Os vamos a dar un dato que puede ser que os sorprenda. En España, según el portal web Xataka, hay ocho millones de líneas móviles más que personas. Es decir, que va siendo habitual que una persona tenga un móvil de empresa además del personal. Esto no hace sino dejar en evidencia que la producción de móviles es más grande que nunca y que necesitamos acotarla en la medida de lo que sea posible. Desde luego, es indispensable que así sea. Nuestro medio ambiente depende en buena medida de ello y no podemos fallarle en algo tan importante.

Por suerte, en España va existiendo una conciencia cada vez mayor en lo que tiene que ver con la mejora de nuestro medio ambiente. Y lo está siendo en todos los sentidos. Estamos reciclando más, disminuyendo nuestras emisiones, apostando por el transporte público… y también reacondicionado nuestros teléfonos móviles para acotar la producción de los mismos, que suele llevar aparejado un buen consumo de plástico, entre otros materiales. Esto nos lo han confirmado en una charla reciente desde Reware Mobile. Continuar por este camino es una obligación de la que tenemos que seguir siendo conscientes.

Una labor complementaria 

Es necesario que tengamos en cuenta el hecho de que apostar por el reacondicionamiento de nuestro móvil es algo complementario a otra serie de acciones a las que también tenemos que mostrar fidelidad. Estamos hablando de cuestiones como el reciclaje, el uso de vehículos eléctricos o híbridos, el no uso de materiales que no son renovables y un largo etcétera. Si cumplimos solo con una o dos de estas cuestiones, estaremos jugándosela a nuestro medio ambiente y, por ende, a nosotros y nosotras mismas. Hay que tener una conciencia global y que de verdad permita que nuestro planeta sea un lugar mejor.

Hay mucha gente que se encuentra trabajando para seguir elaborando fórmulas y proyectos que permitan que la Tierra sea un lugar mejor y más seguro para el ser humano. Eso es lo que nos hace ser optimistas de cara tanto al futuro próximo como al futuro más lejano. Es nuestra responsabilidad conseguir ese objetivo y, por suerte, parece que los dirigentes de una buena nómina de países ya se han dado cuenta de ello. Seguir por este camino es la única opción que tenemos para que nuestra Tierra siga siendo el mejor hogar posible para todos y cada uno de nosotros.

 

Deja una respuesta