Limpia sin contaminar

Limpia sin contaminar

Los productos de limpieza tradicionales que podemos encontrar en grandes superficies o tiendas especializadas tipo droguerías y demás, tienden a ser productos químicos con potentes agentes desengrasantes o desinfectantes que pueden ser fantásticos para limpiar nuestro hogar pero una auténtica bomba contaminante para nuestro planeta. ¿Cómo podemos solventar este problema?

Pues, como muchos de vosotros ya sabéis, el vinagre o el bicarbonato de sodio son dos productos que podemos utilizar en más de un rincón de casa con el fin de dejarlo reluciente, pero no son los únicos productos que podemos usar para limpiar y no contaminar, pero también hay empresas como Stocknet o Ecokimia que han sacado al mercado líneas de productos de limpieza ecológica que son realmente buenos, en todos los sentidos.

Limpieza ecológica casera

¿Cómo hace una limpieza ecológica en nuestro hogar de forma casera? Pues, aunque puede que nos lleve algo más de tiempo preparar todos los ingredientes, realmente no es tan complicado como algunos podrían suponer y los resultados suelen ser maravillosos.

Por ejemplo, hay quien pueda creer que este tipo de productos, sin químicos ni agentes limpiadores artificiales, limpian la superficie, pero no desinfectan ni se llevan por delante esa suciedad microscópica que no vemos pero que está ahí. Sin embargo esto no es del todo cierto, pues algunos ingredientes que os vamos a nombrar, son también desinfectantes naturales entre otras cosas.

Son alternativas 100% ecológicas que nos permiten limpiar y desinfectar sin tener que exponernos a sustancias peligrosas, ni a nosotros mismos, ni a nuestros hijos, ni a nuestros animales, ni al planeta. Simple, sencillo y medioambiental.

El Limón

Para quien no lo sepa, el limón sin tratar, recién cortadito, es un potente quitamanchas, desinfectante y desengrasante. Ahora bien, funciona mejor en unas superficies que en otras, por eso os traigo algunas limpiezas que podéis hacer perfectamente con él de forma cómoda y sencilla:

  • Desinfección de azulejos y pisos.
  • Limpieza de baños.
  • Lavado y blanqueamiento de la ropa.
  • Limpieza de estufas y hornos.
  • Eliminación de manchas.
  • Limpieza de muebles.
  • Lavado de platos y utensilios de cocina.
  • Eliminación de malos olores.

Bicarbonato de sodio

Tiene propiedades desinfectantes, abrasivas y blanqueadoras. Puede usarse solo o combinado con otros productos que lo activan más, tales como limón o vinagre. ¿Para qué podemos usarlo?

  • Lavado de ropa.
  • Desinfección y limpieza de vajillas.
  • Eliminación de malos olores.
  • Limpieza de desagües y tuberías.
  • Quitar el moho en paredes, pisos y muebles.
  • Eliminación de manchas en ropa y alfombras.
  • Limpieza del baño y la cocina.

Glicerina

Si bien es verdad que es un producto que no solemos tener en casa de forma habitual, en cualquier droguería podréis conseguir algo de glicerina natural, así que apuntadla en la lista de la compra, y es perfecta para:

  • Eliminar manchas de orina y café.
  • Limpiar el refrigerador.
  • Limpiar muebles de madera.
  • Conservar objetos de goma y cuero.

Vinagre blanco

El mejor limpiador ecológico para el hogar, aunque también el que deja un olor más característico y que no a todos nos gusta. Es antiséptico, suavizante y desengrasante, por lo que es perfecto para limpiar nuestro baño. Luego es cuestión de ventilar muy bien las zonas de la casa donde lo hayamos utilizado y poco más, os aseguro que el olor se va en cosa de 10 minutos. Úsalo para:

  • Eliminar de manchas de grasa.
  • Desinfectar de pisos, paredes, baños y todo tipo de superficies.
  • Desatascar de desagües.
  • Suavizar telas.
  • Limpiar alfombras.
  • Desinfectar de refrigeradores.
  • Limpiar hornos y estufas.
  • Abrillantar vidrios

Aceite esencial de árbol de té

Otro producto que no todos tenemos en casa pero que es sencillo de localizar y comprar. En parafarmacias podemos comprarlo en diferentes formatos, incluso en Amazon podemos ver varios precios y tamaños, algunos muy interesantes. Destaca por su poderosa acción antiséptica y desinfectante. Diluido en agua, o mezclado con otros ingredientes como el limón y el vinagre, es perfecto para:

  • Limpieza de baños y azulejos.
  • Limpieza de pisos.
  • Desinfección de utensilios de la cocina.

Jabón líquido ecológico

Podemos prepararlo nosotros mismos con restos de pastillas de jabón ya utilizadas o con aceites vegetales. Una vez confeccionado, puede servir para:

  • Lavado de la ropa.
  • Lavado de la vajilla.
  • Limpieza de pisos, lavamanos y baños.
  • Eliminación de manchas.

Lo ideal sería hacernos con una gama de todos estos productos y utilizarlos según convenga tal y como hacemos cuando compramos limpiacristales, antigrasa, lavaplatos o limpia tapicerías. Al final, tenemos un producto para cada tipo de limpieza y con estos nombrados podemos atacar prácticamente cualquier estancia, rincón, o mancha en el hogar.

Deja un comentario