Las placas solares de autoconsumo, un buen ejemplo de conciencia ecológica

Las placas solares de autoconsumo, un buen ejemplo de conciencia ecológica

Nuestro país puede presumir de contar con una gran cantidad de atributos que hacen que sea único y que, con diferencia, sea la envidia de los que nos rodean y es que podemos presumir de gastronomía con la dieta mediterránea a la cabeza, podemos presumir de playas con algunas de las mejores del mundo en los cuatro puntos cardinales, podemos presumir de cultura con algunas de las tradiciones más interesantes de la Tierra, así como podemos presumir de historia con lugares tan icónicos como Atapuerca. Pero lo cierto es estas cuestiones no son las únicas de las que podemos estar orgullosos y es que no nos hace falta buscar mucho para encontrar otras múltiples cuestiones de las que nuestro país es el más puntero, como, por ejemplo, el orgullo que se siente al poder decir que somos la huerta de Europa. No obstante, más allá de todo esto, lo cierto es que también podemos estar más que orgullosos de la cantidad de horas de sol que tenemos en nuestro país y que se traducen en que, con diferencia, somos los que más electricidad podemos generar de forma eficiente y ecológica gracias al astro rey.

Tal y como os hemos adelantado, la luz que nos ofrece el astro rey es una de las cualidades que tiene nuestro país frente a los que nos rodean y es que podemos presumir de tener más horas de sol que nadie. Ya sea por nuestra ubicación geográfica, por el clima o por otras tantas cuestiones, lo cierto es que el sol nos brinda su luz para que podamos usarla y aprovecharla. En este sentido, si vosotros también queréis beneficiaros de las posibilidades del sol, sobre todo ahora que la luz está tan cara, nosotros os recomendamos que recurráis a AmagiSolar, quienes os asesorarán desde el primer momento y, entre otras cuestiones, os contarán los siguientes beneficios de la energía solar.

  • Opción de vender excedentes. En el Real Decreto 244/2019, que regula las condiciones del autoconsumo, se definen las modalidades a las que pueden acogerse las instalaciones. Entre ellas está la de autoconsumo individual o compartido con excedentes, sujetos o no a compensación. Esto significa que, en caso de elegir la compensación de excedentes, podrás inyectar éstos a la red eléctrica. Por ello, recibirás una retribución acordada con la empresa distribuidora. Pero si no quieres compensación, podrás vender la energía que no uses al precio del mercado. Claro, que la rentabilidad de esta última dependerá de la potencia de la instalación y la cantidad de electricidad sobrante.
  • Mínimo mantenimiento y larga durabilidad. Los paneles solares de alta calidad tienen una vida útil media de 25 años. Aparte de eso, requieren de un mantenimiento mínimo. Por tanto, al adquirir una instalación fotovoltaica bajo un contrato EPC (Ingeniería, Adquisición y Construcción) o mediante un acuerdo PPA, la inversión es realmente rentable.
  • Revalorización de la propiedad. Ciertamente, las naves industriales y edificios comerciales se revalorizan al incorporar sistemas fotovoltaicos en sus instalaciones. De media, se calcula que pueden incrementar su valor de venta en 5% o más. Tal condición aumenta las posibilidades de aprobación de solicitudes de financiación o participación en licitaciones públicas.
  • Ahorro garantizado. Cualquier empresa de Servicios Energéticos registrada debería garantizar a sus clientes el ahorro que se obtenga con los sistemas fotovoltaicos que instala.
  • Instalables en cualquier espacio disponible. Los paneles solares pueden instalarse en cualquier espacio donde incida luz solar. Por tanto, no sólo se pueden instalar en techos de edificios. En efecto, las terrazas de edificios comerciales, comunidades de vecinos, cubiertas de naves industriales y hasta tierras cultivables son aprovechables para establecer placas fotovoltaicas. De esta manera los trabajadores de empresas de todo tipo y tamaño podrán obtener la energía que necesitan mediante energía solar. Es más, la existencia de instalaciones agrovoltaicas demuestra que la producción de energía fotovoltaica no entorpece los cultivos. Condición que reduce los costes de producción en el sector primario.

Ayudas e incentivos oficiales para la energía solar

En los Estados miembros de la UE, es común brindar ayudas e incentivos a empresas, instituciones y particulares que instalen sistemas de autoconsumo. Por ejemplo, en España el Gobierno central y las Comunidades Autónomas ofrecen subvenciones que cubren entre el 25% y 50% del coste. Mientras que los ayuntamientos contemplan incentivos fiscales, descontando hasta el 50% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Y hasta 95% del Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO). De esta manera podrías reducir el plazo de amortización de tu inversión y disfrutar plenamente del ahorro que genera la instalación fotovoltaica.

Deja una respuesta