Las empresas y su papel en la mejora del medio ambiente

Las empresas y su papel en la mejora del medio ambiente

El cuidado del medio ambiente se ha convertido de un tiempo a esta parte en uno de los asuntos más relevantes y también más preocupantes ante los que se enfrenta la sociedad en su conjunto. La situación en muchos puntos de nuestra Tierra empieza a ser preocupante. La enorme contaminación que caracteriza el día a día en nuestro planeta ha terminado ya con bastantes especies animales, millones de plantas y también muchísimos ecosistemas. Los polos se deshacen poco a poco y la temperatura media cada día es más alta. Aunque parece el argumento de una película de Hollywood, no lo es. Es la realidad.

Buscar culpables es tan sencillo como señalarnos los unos a los otros. Realmente, y aunque bien es cierto que hay personas y empresas que contaminan más que otras, es evidente que todos aportamos nuestro granito de arena para que la situación sea un poquito más insostenible cada día. Es por ello por lo que es necesaria una mayor colaboración por parte de cada cual. Esa es la única manera de que la situación comience a mejorar y no estemos tan expuestos como lo estamos ahora a catástrofes naturales de todo tipo.

Nos congratula saber que poco a poco se están dando pasos para conseguir una mejora medioambiental que es realmente necesaria. El diario La Vanguardia informó en su día de que un total de 12 empresas españolas habían resultado premiadas a causa de su labor en pos de mejorar el medio ambiente, algo que es digno de admirar y de lo que todas las empresas de nuestro país deberían tomar ejemplo. No cabe duda de otra cosa: la nacionalidad de estas entidades importa más bien poco. Si no colaboran empresas de todos los países, tendremos problemas igualmente. Y es que el medioambiente no está sujeto a una sola bandera.

Son muchas las empresas que, como consecuencia de la situación tan preocupante que vivimos en la actualidad en materia medioambiental, han decidido implementar mejoras en sus procesos en pos de mejorar de alguna manera la dependencia de según qué productos. Es el caso de una entidad como Cuerdas Valero. Sus trabajadores nos han comentado que, en su caso, pueden colaborar mediante el uso de embalajes reciclables, algo que es muy útil y que permite que ésta pueda ser considerada como una entidad que colabora con el medio ambiente. Y eso sin que se altere o perjudique la cordelería con la que trabajan.

En España y en Europa, otras empresas no pueden decir lo mismo que dicen los profesionales de Cuerdas Valero. Un artículo publicado en el portal web Abogados Derecho Ambiental informó de las entidades que más contaminan el medio ambiente, siendo este grupo liderado por entidades como Repsol, Russia Coal o Endesa y estando otras empresas como Poland Coal o Czech Republic Coal en esta lista negra. Por desgracia, no son estas las únicas que contaminan a niveles exagerados.

Las autoridades públicas juegan un papel importante en este asunto

No cabe duda de que el sector público no sólo tiene que dar ejemplo en lo relativo al cuidado de nuestro entorno, sino que lo tiene que facilitar y promocionar de todas las maneras posibles. Ofrecer subvenciones y todo tipo de beneficios sociales a aquellas empresas que muestren un interés real en el cuidado del medio ambiente debe ser una obligación y es el punto de partida para cambiar la situación tan peligrosa en la que nos hemos metido en las últimas décadas. Solo de esa manera podremos progresar en el asunto.

Y es que el sector público no solo debe actuar como un policía. Es cierto que debe controlar y regular para que todo el mundo cumpla con su deber, pero no cabe duda de que otra de sus funciones debe ser la de promover el cambio y motivar a todos los actores que deben formar parte de él. De esta manera, los objetivos que nos planteamos serán mucho más asequibles y todo el mundo mostrará una actitud proclive hacia un cambio que se ha convertido, como apuntábamos al principio de este texto, en algo de vital importancia para la sociedad española, europea y mundial.

Todavía hace falta mucha conciencia para derrotar a la contaminación tan excesiva que existe en muchas ciudades y depender de materiales que sean mucho menos perjudiciales para nuestro medio ambiente. En Madrid, por ejemplo, las medidas que se están tomando están surtiendo un cierto efecto, pero es evidente que hace falta mucho más para terminar con la polución. Es una tarea de todos. Por mucho que un puñado de empresas y el sector público pongan todo su empeño, si no somos todos los que colaboramos poco podremos hacer. Si es así, nuestros descendientes pagarán las consecuencias.

 

Deja un comentario