Las empresas de logística y transporte, volcadas en la reducción del consumo de combustibles fósiles

Las empresas de logística y transporte, volcadas en la reducción del consumo de combustibles fósiles

Que los hábitos de consumo y los materiales que usamos los seres humanos para vivir nuestra vida tienen que cambiar es algo que todos y todas sabemos desde hace unos cuantos años. La Tierra se enfrenta a un duro desafío, probablemente el mayor al que se haya enfrentado a lo largo de toda su historia: el cambio climático y la escasez de recursos naturales. Este desafío supera a todos cuantos nos podamos imaginar. No ha habido ningún momento de nuestra historia en el que nos hayamos enfrentado a un peligro similar. Ni siquiera la II Guerra Mundial o la Guerra Fría y su aumento de armamento químico y nuclear.

En orden de mejorar en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestro medio ambiente, son muchos los proyectos que se han ido llevando a cabo durante los últimos años. Uno está ligado a la necesidad de reducir el consumo de combustibles fósiles como la gasolina o el diésel, algo para lo cual nos tenemos que dar prisa y que ha provocado que aparezcan los vehículos eléctricos y los híbridos. Desde luego, trabajar en este ámbito es algo por lo que tenemos que seguir apostando y que va a ser una constante a partir de ahora.

Buena prueba de lo que estamos hablando es también que el número de vehículos que están motivos por gas natural comprimido (GNC) se va a triplicar de cara al año 2020, según hemos podido saber gracias a un artículo que fue publicado en el portal web especializado Motor Pasión. Se trata de un dato interesante y que realmente nos hace confiar en que una mejora es posible en nuestra sociedad en lo que respecta a la reducción de esos combustibles fósiles que comentábamos. Desde luego, esto responde a una necesidad social que empezaba a ser acuciante.

Otra buena prueba de lo que venimos comentando es el aumento de estaciones de repostaje para este tipo de vehículos. En el mapa que a continuación os enlazamos de la página Gasnam aparecen todas las estaciones de este tipo que tenemos en España. Vemos como quedan realmente pocas zonas de nuestro país en las que no se disponga de este tipo de elementos. No cabe la menor duda de que hay que acercar este tipo de cuestiones a todas las ciudades y pueblos de nuestra geografía a fin de que el problema se pueda resolver en la menor cantidad de tiempo posible.

La llegada de vehículos de gas natural comprimido está haciendo posible que cuidemos nuestro entorno de una manera mucho más efectiva. Este asunto, que no es únicamente trasladable a los coches sino que también es propio de los camiones, es algo que están implementando un buen manojo de empresas relacionadas con la logística o el transporte. Esto es lo que nos han comentado los profesionales de Star-Cargo, especializados en precisamente asuntos como la logística o el transporte. No cabe la menor duda de que las empresas juegan un papel importante en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestro medio ambiente y, como vemos, poco a poco seguimos avanzando en este sentido.

Una necesidad para cada día más gente 

No cabe la menor duda de que esta es una necesidad de lo más grande para nuestra Tierra. La verdad es que está claro que hace falta una solución a todo lo que venimos consumiendo a lo largo de todos estos años y que es evidente que reducir la dependencia de combustibles fósiles resulta de una extrema utilidad. Y es que, si no lo hacemos ya, vamos a tener problemas de índole irreversible a lo largo de los años que están por venir.

Muchas personas deciden no colaborar con el cuidado de nuestro medio ambiente porque consideran que todavía faltan demasiados años para que los efectos sean peligrosos para la vida humana y que ellos o ellas ya no van a vivir cuando llegue esa situación. Pues bien, lo mejor sería que no se fiaran en absoluto, porque, por lo que parece, los efectos del extremo degradado de nuestra Tierra es cosa que prácticamente es más del presente que del futuro. Estamos en un momento crucial de nuestra Historia y, si no somos capaces de dar la talla, vamos a pagar las consecuencias más pronto que tarde.

Tenemos que tener clara una cosa: esta es solo una arista del problema medio ambiental en el que estamos metidos. En efecto, las empresas de transporte ya hacen lo necesario para, en su caso particular, reducir el consumo de combustibles fósiles. Pero otras, quizá, tengan que apostar por reducir su consumo de agua, por poner un ejemplo. Lo que está claro es que esta es una guerra en la que intervienen varios frentes y en la que es realmente necesario combatir y ganar en cada uno de ellos para tener el éxito que andamos buscando a toda costa.

 

Deja un comentario