La odontología también es importante en la lucha contra el cambio climático y la contaminación

La odontología también es importante en la lucha contra el cambio climático y la contaminación

Por suerte, parece que todo lo que tiene que ver con sostenibilidad, medio ambiente y reducción de la contaminación va calando entre los ciudadanos y ciudadanas de este mundo. No cabe la menor duda de que la situación crítica en la que se encuentra nuestra Tierra ha tenido mucho que ver en todo esto. Y es que, si no empezamos a aportar cada uno nuestro granito de arena, será imposible que tengamos la más mínima posibilidad de mejorar en lo que tiene que ver con nuestras emisiones a la atmósfera, entre otros asuntos. Al menos, hemos dado un primer paso: ser conscientes de lo que estamos provocando.

Se puede apostar por la sostenibilidad desde todos los puntos de vista que nos podamos imaginar. Incluso desde el que menos imaginamos. Alguien puede llegar a pensar, «¿cómo puedo hacer que la Tierra sea más sostenible si me dedico a la odontología?». Pues bien, hay maneras de hacer que una profesión como esta se convierta en algo sostenible y que de este modo contribuya a esa mejora medioambiental y aporte su granito de arena para conseguir que, en resumidas cuentas, este mundo sea un lugar mejor. Que falta hace.

Desde el mismo sector odontológico ya se ha reconocido la importancia de colaborar en un asunto como lo es la sostenibilidad. Así lo asegura un artículo que fue publicado en el portal web especializado FDI World Dental Federation, en el que se explica que, en efecto, existe un compromiso que tiene como principal objetivo el uso de herramientas que afecten de una manera bastante más reducida, por no decir inexistente, a todo lo que tenga que ver con las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, entre otros asuntos. El compromiso existe y, poco a poco, la ejecución de técnicas que vayan en sintonía con ese compromiso, también.

Son varios los puntos que trata ese artículo y que nos parecen interesantes a la hora de hablar de sostenibilidad en un entorno como el del sector odontológico:

  • Por supuesto, y en la medida de lo posible, la clínica dental tiene que ser un espacio que apueste por un menor consumo de agua, papel y energía, tal y como ocurre (o debería ocurrir) con el resto de entidades.
  • Por otra parte, y tal y como se indica en la noticia, el sector dental debe realizar acciones dedicadas a valorar acciones relacionadas con los ciclos de sostenibilidad de los productos de su sector.
  • Los dentistas deben considerar el medio ambiente a la hora de recetar o recomendar productos de un solo uso, desechables o reutilizables. Por supuesto, esto debe hacerse teniendo en cuenta la seguridad del paciente y, cómo no, lo que es más óptimo para que pueda mantener su buena salud dental o, en su caso, mejorarla.

El sector bucodental tiene una enorme importancia en lo que respecta a la sanidad española a pesar de que sea una de las ramas más minusvaloradas de la misma. Pero no solo tiene una importancia grande por la función social que desempeña con sus pacientes, sino también en lo que respecta al cuidado de nuestro medio ambiente. Los profesionales de Mesiodens, una clínica dental de León, nos han comentado que, en lo que respecta a su entidad, se ha conformado un proyecto destinado a reducir su impacto medioambiental a través de la reducción en el consumo de agua, papel o energía y que los productos de un solo uso en sus instalaciones está en franco desuso, lo cual es un ejemplo a seguir, desde nuestro punto de vista, de cara al resto de compañías que integran esta actividad.

Si todas las clínicas dentales siguieran estos pasos…

Está claro que nuestro entorno estaría bastante mejor cuidado si todas las entidades del sector siguieran los pasos de los que estamos hablando durante todo este artículo. Según el Instituto Nacional de Estadística, hay más de 37.000 profesionales de este campo en España (el dato aparece en una noticia que vio la luz en el portal web El Dentista Moderno). Si todos ellos leyeran lo que aquí venimos comentando, la verdad es que obtendrían unas recomendaciones que serían especialmente útiles para conseguir una mejora sustancial de nuestro entorno.

¿Va a mejorar el cuidado de nuestra Tierra en los próximos años? Lo cierto es que no tenemos manera de saberlo todavía. Y hay que decir una cosa: aunque todos los dentistas caminen en esa dirección, no conseguiremos avanzar nada si el resto de la sociedad no les apoya. Por eso, es importante que todos estemos bien concienciados y empecemos a pensar en que la lucha contra la contaminación y el cambio climático es la principal guerra que tenemos que lidiar en los momentos en los que nos encontramos. Y más vale empezar cuanto antes, porque si no… estaremos perdidos antes de que nos podamos dar cuenta de ello.

Deja una respuesta