Invernaderos, la solución ideal para proteger plantas y semillas de las condiciones climatológicas

Invernaderos, la solución ideal para proteger plantas y semillas de las condiciones climatológicas

Plantar tu propio huerto o jardín en casa puede ser una de las actividades más gratificantes y relajantes a las que te podrás dedicar. Cultivar tus propias frutas y verduras, tus flores y plantas es súper satisfactoria. Podrás tener todo que tú quieras, comer mucho mejor y conseguir frutas y verduras de mayor calidad que las que existen en el mercado. Así mismo, podrás tener el jardín que más te guste. Todo tipo de flores y árboles, y plantas de diferentes especies. El problema es que algunas plantas son especialmente sensibles a las duras condiciones atmosféricas, pero eso no es un impedimento para que puedas cultivar tus propios alimentos. Un invernadero es la solución perfecta para poder preparar tus propios semilleros todo el año y tener todo a punto para cuando llegue la temporada de plantar. Así, podrás ahorrarte mucho dinero y tener plantas son 100% ecológicas, algo que en muy pocos viveros agrícolas te podrán garantizar.

Si quieres construir tu propio invernadero pero no sabes cómo hacerlo, en Montaje de Invernaderos pueden ayudarte. Aquí, basan sus diseños y construcciones en 2 pilares fundamentales: la calidad y la eficiencia. Su compromiso con la calidad les ha llevado a seleccionar para todos y cada uno de sus trabajos, los mejores materiales para todas las construcciones de invernaderos agrícolas, con los mejores acabados y unos precios excelentes. Montaje de invernaderos S.L. es una empresa especializada en diseñar e instalar proyectos, con más de 5 años dando soluciones integrales a sus clientes del sector de los invernaderos agrícolas.

El invernadero es de lo más efectivo y es totalmente necesario, pero puede resultar muy caro a algunas personas. El invernadero casero puede ser la solución perfecta, es sencillo de hacer, y es barato.

A continuación te decimos cómo realizar tu propio invernadero casero. Puedes usar, incluso, materiales reutilizables. Tan solo elige el modelo que más te guste y seguir los pasos para su confección, y estarás cuidando de tus plantas en pleno invierno y sin preocupaciones.

Cómo construir diferentes tipos de invernadero

1. Invernaderos caseros tipo túnel

Los invernaderos caseros tipo túnel son un tipo de invernadero muy fácil de hacer. Tan solo es necesario tener unos tubos de PVC, cañas o algún otro soporte flexible y resistente con los que se harán unos arcos que luego se cubren con plástico. Además, es posible hacerlos de quitar y poner, ya que son muy fáciles de hacer.

2. Invernadero de túnel para bancal elevado

Tanto el bancal elevado, como el invernadero tipo túnel, son perfectos para plantar. Se puede elegir dos o más bancales del huerto para aquellas plantas más sensibles.

3. Invernadero de túnel móvil

Se trata de un marco hecho en PVC que se coloca sobre la zona a proteger, siendo muy común en la protección de estanques.

4. Invernadero plegable

Es muy parecido al invernadero tipo túnel e igualmente es muy fácil de hacer. Es muy económico pese a usar materiales todos nuevos, si además reutilizas, te saldrá incluso más barato.

5. Mini invernadero

Se trata de un mini invernadero construido con cajas de CV o DVD, que resulta muy útil para

proteger alguna planta en maceta de las heladas nocturnas. Es ideal para construir junto a niños y niñas, siendo esta una actividad muy lúdica para hacer en familia. Los mini invernaderos son perfectos para proteger plantas de pequeñas dimensiones, o para utilizar como semilleros.

6. Invernadero con botellas de plástico

Consiste en un invernadero casero con botellas recicladas y, aunque parezca mentira, el resultado es fantástico. Son muy eficaces y súper chulos. Hacerlo no supone ningún tipo de gasto y además, estarás contribuyendo al cuidado del medioambiente con el reciclado de un montón de botellas de plástico.

7. Invernadero tipo Domo

Este tipo de invernadero funciona estupendamente, permite distintos diseños y además, son muy atractivos. El invernadero domo combina el reaprovechamiento de materiales y algunos componentes electrónicos, dando como resultado un invernadero casero casi autónomo y con un sistema de riego de lo más eficiente.

8. Invernadero económico con techo para la nieve

Este ejemplo es de los más económicos y tiene un techo con mucha caída para la nieve, lo que resulta perfecto en lugares donde nieva mucho, para que no se derrumbe.

9. Invernadero económico con suelo de madera

Este tipo de invernadero es perfecto para tener algunas platas más delicadas o hacer los semilleros. Al tener el suelo de madera resulta perfecto para usar como caseta para guardar herramientas o almacenar insumos del huerto.

Deja un comentario