Gana la lucha contra el mal aliento con estos sencillos consejos

Gana la lucha contra el mal aliento con estos sencillos consejos

Hay muchas razones por las cuales ataca el mal aliento. Puede ser porque no te cepillas o no usas el hilo dental frecuentemente. Quizá puede ser por enfermedades de las encías, boca seca, caries, sinusitis u otros problemas con tu nariz. Incluso, algunos alimentos también pueden causar mal aliento, como en el caso de las cebollas crudas, el ajo o el repollo. Por supuesto, esta es una de las tantas consecuencias del mal hábito de cigarrillo. Así mismo, también se puede originar debido a la ingesta de  algunos medicamentos y enfermedades.

¿Qué es la halitosis?

El mal aliento, también conocido como halitosis, puede provocar vergüenza a su portador y, en algunos casos, incluso causarle ansiedad. Por eso es que vemos tiendas llenas de gomas de mascar, pastillas de menta, enjuagues bucales y otros productos diseñados para combatir este mal, que encima es muy común.

Esta situación de halitosis puede ser:

  • Genuina o transitoria:es puntual y suele darse nada al despertar provocada por la reducción del flujo salival durante el sueño y por las horas que el individuo pasa sin comer. También puede aparecer de forma temporal al consumir alimentos fuertes como el ajo o la cebolla.
  • Persistente:Este es el tipo de mal aliento que no logra solucionarse con métodos de higiene tradicionales, sino que necesitan un tratamiento específico, según el diagnóstico de un especialista. Esta halitosis puede ser oral o extra-oral.

Causas

De acuerdo con el equipo de expertos en salud bucal de la Clínica Dental Blanco, la mayoría de los casos de mal aliento que tratan, suelen comenzar en la boca, y algunos de los factores que la causan son:

  • Alimentación. La descomposición de partículas de alimentos en los dientes y alrededor de ellos puede aumentar la cantidad de bacterias y causar un olor desagradable. Además, comer ciertos alimentos, como cebollas, ajo y especias, también puede dejar un mal olor en la boca.
  • Productos del tabaco.Fumar causa un olor desagradable en la boca, además que aumenta el riesgo de enfermedades en las encías, otra fuente de mal aliento.
  • Mala higiene bucal.Si no te cepillas los dientes y usas el hilo dental a diario y de forma correcta, habrá partículas que queden en tu boca y produzcan mal aliento. Cuando no nos cepillamos bien,  la película incolora y pegajosa formada por bacterias (placa) que se forma sobre los dientes irrita las encías y finalmente, da paso a la periodontitis. Por su parte,  la lengua también puede atrapar bacterias que producen olor. Mientras que las dentaduras postizas que no se limpian con regularidad pueden alojar bacterias y partículas de alimentos que causan olor.
  • Boca seca.La saliva ayuda a la limpieza de la boca eliminando las partículas que causan mal olor. Sin embargo, hay una enfermedad llamada «boca seca» o xerostomía que contribuye al mal aliento, ya que al padecerla se disminuye la producción de saliva. La boca seca suele ocurrir naturalmente durante el sueño, ocasionando el mal aliento de la mañana, el cual empeora si se duerme con la boca abierta.
  • Algunos medicamentos contribuyen a la sequedad de la boca y, por lo tanto, al mal aliento, ya que  se descomponen en el organismo y liberan sustancias químicas que se transportan al aliento.
  • Infecciones en la boca.El mal aliento también puede ser causado por las heridas quirúrgicas después de una cirugía bucal, como la extracción de un diente. Esto mismo sucede cuando tienes caries, enfermedades en las encías o llagas bucales.
  • Otras afecciones de la boca, la nariz y la garganta.En ocasiones, el origen del mal aliento pueden ser pequeñas piedras que se forman en las amígdalas y que se cubren de bacterias. También las infecciones o la inflamación crónica en la nariz, los senos paranasales o la garganta, que contribuyen al goteo nasal posterior, pueden provocar mal aliento.
  • Otras causas. Las sustancias químicas producidas en enfermedades como algunos cánceres y afecciones como los trastornos metabólicos pueden provocar un aliento con olor particular. El reflujo crónico de los ácidos también puede asociarse con mal aliento. En el caso del mal aliento en niños pequeños, este puede tener su origen en algún trozo de alimento o algún otro cuerpo extraño alojado en una de las fosas nasales.

Síntomas

El mal aliento varía según su origen o causa. Algunas personas se preocupan demasiado por el mal aliento, aunque tengan muy poco o no tengan nada de olor en la boca, esto porque afecta nuestra imagen y nuestras relaciones interpersonales.

Suele suceder a menudo que hay personas que tienen mal aliento y no se dan cuenta, en estos casos siempre es bueno pedirle a alguna persona de confianza que nos ayude a reconocer si padecemos de esta afección.

Tratamiento

Para reducir el mal aliento y disminuir tu riesgo de sufrir enfermedades de las encías, lo primero que debes hacer es mantener siempre una buena higiene bucal.

Por otro lado, el tratamiento posterior para el mal aliento puede variar, según la causa. Por eso es muy importante acudir con un especialista en salud bucal que te ayude a determinar el origen del mal olor.

Sin embargo, en cualquier caso, estos son algunos de los consejos que podemos seguir para prevenir la halitosis:

  • Comer cada cuatro horas.
  • Evitar comidas con sabores fuertes y que contengan condimentos olorosos.
  • Evitar el consumo del alcohol, el café y el tabaco, ya que estas sustancias provocan la deshidratación a nivel de la saliva y, como consecuencia, la volatilización de gases de mal olor.
  • Evita respirar por la boca.
  • Evita las dietashiperproteicas, hipocalóricas y las comidas ricas en grasas.
  • Bebe un litro y medio de agua al día.
  • Practica un cepillado correcto después de cada comida, sin olvidar cepillar la lengua y usar el hilo dental.En cuanto a este punto, el director del Instituto del Aliento y especialista en halitosis, Jonas Nunes, asegura que el uso del hilo dental tiene un efecto directo sobre el mal aliento: “Cuando se ha comparado el estado del aliento entre personas que utilizan regularmente el hilo o limpiador de la lengua y las que no utilizan ninguno de ellos, se ha observado que el aliento de este último grupo era bastante peor”. El especialista afirma que, además este hábito ha resultado ser mucho más efectivo que la utilización regular de enjuagues bucales.
  • El consumo de chicles puede ser un alivio eficaz siempre que la causa de mal aliento sea intra-oral.

Remedios naturales

Aunque los remedios naturales pueden no surtir efecto en todo el mundo y para que funcionen es necesario que primero se establezca el origen de la halitosis mediante un diagnóstico personal, los expertos explican que existen ciertos alimentos como la ciruela japonesa umeboshi que sirven como estimulante salival, reduciendo el mal aliento. En adición a esta, a continuación te sugerimos algunos remedios naturales que pueden ser eficaces a corta duración:

  • Anís.
  • Algunos tés, como el té verde y el ginseng rojo coreano.
  • Alimentos con polifenoles, como en el caso de las lentejas, judías, té, tomate, arándanos) o enzimas como las polifenoloxidasas y las peroxidasas que se encuentran en los vegetales.
  • Champiñones.
  • Frutascrudas como la ciruela, el kiwi, el caqui y el arándano.

 

Deja una respuesta