Sigue creciendo el porcentaje de gente que apuesta por los vehículos ecológicos

Sigue creciendo el porcentaje de gente que apuesta por los vehículos ecológicos

Llevamos muchos años demandando cambios en lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente. La Tierra no puede seguir soportando los altos niveles de contaminación que se generan en las grandes ciudades en pleno siglo XXI y está claro que a nadie le gustaría que la degradación del entorno en el que vivimos pusiese en entredicho su calidad de vida. Y eso es precisamente lo que estamos haciendo con la emisión de gases tóxicos para nuestra atmósfera y con la tremenda dependencia que tenemos de materias primas que se van a agotar muy pronto.

Hace varias décadas se comenzó a trabajar en una serie de asuntos que hicieran descender la presión que el ser humano ejerce sobre la Tierra. Reducir la emisión de humos nocivos para nuestra salud, fomentar el transporte público y trabajar con materiales más amigables para nuestro medio ambiente se unió a una buena idea como la que constituyen las energías renovables. Pero, aunque esto implicó progresos importantes en la materia, ya sabemos que nunca hay que conformarse y menos hablando de un asunto de la importancia que implica el cuidado de nuestro planeta. Y así es como surgió la idea de empezar a construir coches y vehículos más ecológicos.

En la actualidad, este tipo de vehículos está empezando a ganar una importancia muy grande en cuanto a número. Una noticia que vio la luz en la página web Híbridos y Eléctricos informaba de que había crecido su venta en un 64 % en España en el año 2019, lo cual era una buena noticia y empezaba a demostrar que la apuesta por los vehículos ecológicos ya estaba empezando a dar sus primeros frutos en pos de mejorar todo lo que tiene que ver con el cuidado de nuestro entorno. Era una buena noticia, además, porque denotaba que la conciencia de la gente al respecto de este tema había aumentado.

En otra noticia se hacía hincapié en que el aumento de las ventas de los vehículos eléctricos había sido del 90% en el año 2019. En ese caso, era el diario ABC quien se hacía responsable de la información. Como vemos, no existe un acuerdo total y absoluto acerca de cuánto han crecido las ventas de este tipo de vehículos, pero lo que sí está claro es que la tendencia es muy buena. Y es por ahí por donde tenemos que intentar ayudar a nuestro medio ambiente para que mejore su salud. Sin olvidarnos de otras cosas, claro.

La población española lleva varios años aumentando su interés por la compra un vehículo ecológico, ya sea híbrido o eléctrico. Se trata de una buena noticia, pero el interrogante a estas alturas es si esto es suficiente para salvar al planeta. Muy pocas o ninguna persona tiene la respuesta exacta para esto, pero lo que sí pueden decir desde Gestécnica es que ese interés ha experimentado una evolución exponencial en el último año, lo cual deja claro que se ha producido un cambio en la mentalidad de la gente.

La prohibición para entrar en las grandes ciudades para los coches contaminantes, una clave para entender el cambio de percepción 

En su momento, en Madrid fue una medida muy polémica, pero la restricción en la entrada de vehículos en el centro de la capital española no solo mejoró parcialmente los niveles de contaminación en esta zona, sino que hizo que todo el mundo se empezara a dar cuenta de que, en los tiempos que se avecinan, más vale tener un coche ecológico para asegurar nuestro libre desplazamiento. Y es que eso es, probablemente, lo que ha hecho que la gente empiece a adquirir este tipo de vehículos.

Aquella no fue una medida desconocida en absoluto. Son muchas las ciudades europeas en las que la restricción a la entrada de vehículos contaminantes está a la orden del día y desde hace muchos años. Y los resultados han sido bastante positivos. Tanto que en España hemos tratado de seguir este ejemplo para intentar que la calidad de vida en nuestras ciudades sea, al menos, un poco mejor de la que tenemos ahora. Es una obligación moral que tenemos todos y todas.

El tiempo corre en nuestra contra y tenemos que poner en marcha toda una batería de medidas destinadas a terminar con los problemas en nuestro medio ambiente. Por supuesto que esto no solo se soluciona con la llegada de una nueva modalidad de vehículos, sino que depende de una estrategia mundial en diferentes ámbitos, una estrategia mundial de la que depende nuestro futuro y para la que debe haber consenso político, social y económico. Sin este consenso, es completamente imposible que podamos seguir avanzando en una materia que es de una importancia vital ya no solo para el futuro de la Tierra, sino para el de la especie humana.

 

Deja una respuesta