Con estos consejos ayudarás al medio ambiente con tu compra

Con estos consejos ayudarás al medio ambiente con tu compra

El cambio climático es imparable, y pese a los esfuerzos de muchos ciudadanos, las grandes potencias económicas mundiales no se han puesto de acuerdo por mejorar la situación climática con nuestro planeta. Prueba de ello es la noticia de que el permafrost, la capa de hielo permanentemente congelada del hemisferio norte, se está derritiendo.

Este hecho es de suma gravedad, ya que a medida que las temperaturas aumentan, los microorganismos descomponen la materia orgánica del suelo y liberan gases de efecto invernadero. Esto debe hacernos replantearnos muchas cosas, y una de ellas es ser más ecológicos.

Esto es algo que vamos a tratar de hacer en el artículo de hoy, ya que vamos a daros varios consejos mediante los cuales vas a poder hacer más ecológica la cesta de la compra. De esta manera te asegurarás de que tu no expulsas a la atmósfera gases nocivos derivados de la producción de lo que compras.

Pensar dos veces si lo que compras ayuda al medio ambiente

Si quieres que tu cesta de la compra pase a ser más ecológica debes empezar a apoyar el comercio justo, y para ello debes de comprar en tiendas que pertenezcan a empresas que cuiden del medio ambiente y los derechos humanos, y que rechacen la explotación infantil y la desigualdad entre hombres y mujeres. También debes de observar que estas tiendas informen del origen de los productos, y que no maltraten económicamente a las productores para que así tengan una mayor calidad de vida.

En este sentido, cuida porque el origen de los productos sea local, ya que no solo favorecerás la economía local, sino que también reducirás el gasto energético y el impacto medioambiental (al ahorrar en desplazamientos, y contaminación). Además, suelen resultar mucho más sanos y económicos al acortarse la cadena de distribución.

También procura consumir alimentos ecológicos, ya que son naturales y por ellos más sanos porque conservan todas sus propiedades nutritivas. En la elaboración de estos productos no se utilizan sustancias químicas ni organismos modificados genéticamente, por lo que estarás seguro a la hora de consumirlos. Al contrario que los alimentos cultivados en granjas que no son ecológicas, los productos eco respetan la flora por no necesitar aerosoles, y en el caso de los animales se garantiza que vivan en semi-libertad y no son manipulados para lograr una mayor producción.

Otra de las cosas que puedes hacer para ecologizarte es comprar al por mayor. Algunos supermercados, y muchas tiendas de barrio, venden productos al peso que generan muy pocos o nulos residuos, pues la gente puede utilizar bolsas reutilizables. Al comprar únicamente la cantidad necesaria se evitan desperdicios, y se compra a conciencia sin caer en la trampa de los envases.

Además, comprar al por mayor puede generarte también otros beneficios, pues contra más compre más barato es el precio. Esta es una técnica bastante común en el mundo empresarial, ya que el coste por vender más repercute de manera directa en el precio debido al menor coste que supone vender más.

Esto es algo que puedes comprobar en empresas especializadas en ventas de stocks al por mayor como Liquistocks, una empresa especialista en la venta de liquidaciones de stocks al por mayor, que ofrece lotes de productos nuevos de primera calidad al mejor precio del mercado.

Ya lo hemos comentado antes cuando hablábamos de la venta a granel, y es que podemos ayudar mucho al medio ambiente si no compramos bolsas de plástico. Una bola de plástico tarda unos cincuenta y cinco años en descomponerse, y actualmente existen bolsas biodegradables, de papel o de plástico reutilizable, aunque lo mejor es la clásica bolsa de tela que puedes lavar cuando quieras.

Por último, vamos a mencionar una aplicación que nos ayuda a saber si el producto que vamos a comprar ha sido probado con animales. Esto se consigue mediante la App Buy Cott, que no solo te dice si el producto ha sido testado en animales, sino que también te dice los impactos sanitarios, ambientales y sociales de los productos.

Con estos consejos vas a conseguir reducir la marca de carbono de la cesta de la compra, pues no contribuyes a dar negocio a las empresas que utilizan técnicas industriales que no cuidan del medio ambiente. ¿Tienes más consejos? No dudes en dejárnoslos en los comentarios.

Deja un comentario