Ayudar al medio ambiente en la empresa no es una tarea imposible

Ayudar al medio ambiente en la empresa no es una tarea imposible

Este verano va a pasar a la historia por ser uno de los más calurosos en la última década, y no hay excusa posible, ya que el único motivo por el que esto sucede es por la contaminación global. Los aires acondicionados, la ausencia de labores de reciclaje en los hogares y en las empresas, y sobre todo una falta de políticas que fuercen el cambio son los motivos, entre otros, que nos están llevando a un verano realmente asfixiante en muchas partes de la península ibérica y en muchos otros países.

Pero cuando decimos sociedad hay que darle un contexto, y limitarla territorialmente, ya que la manera en la que los distintos países tratan el tema de la contaminación es muy diferente. Por ejemplo, en países como Suiza, se han creado sistemas en los que la ecología, el respeto al medio ambiente y la concienciación son pieza fundamental para el desarrollo de la sociedad. Por ejemplo, en ciudades como Lucerna, el impuesto de recogida de basuras se liquida teniendo en cuenta el peso de la misma, de esta manera sale más rentable separar la basura en los diferentes cubos para así rebajar el peso de la misma.

No todos los países llevan a cabo medidas para proteger el medio ambiente, y un claro ejemplo es España, que ha limitado el uso de la autosuficiencia energética en las viviendas y empresas, con el famoso “impuesto al sol”, que es un impuesto que graba una tasa por seguir conectado a la red eléctrica aunque no se haga uso de la misma. Esto es un ejemplo perfecto de dificultar el auto consumo y la economía circular que tanto necesitamos.

Dado que el Estado no está haciendo lo suficiente por el medio ambiente somos los ciudadanos los que debemos de preocuparnos por llevar a cabo acciones para paliar la evolución del cambio climático. Las empresas juegan un papel fundamental en este sentido, y una manera de concienciar es llevando a cabo políticas ecológicas para crear una empresa sostenible y que cuide del medio ambiente.

Adaptarse para crear estructuras ecológicas y sostenibles

En primer lugar vamos a definir qué es una empresa ecológica, las empresas ecológicas tienen como base una gran concienciación sobre el medio ambiente. Para crear una empresa ecológica se debe realizar un estudio y planificación del impacto que tienen la actividad y acciones de la empresa sobre el medio ambiente. A partir de este análisis se deben de poner en marcha prácticas que tienen como objetivo reducir el impacto ambiental de la empresa.

Aquí juega un papel importante la cohesión de la planificación medioambiental con la económica, ya que la rentabilidad a medio largo plazo suele ser la regla general para las empresas que llevan a cabo estos planes, debido a las inversiones que se tienen que realizar. Pero lo que se desconoce es que la ventaja de crear una empresa ecológica influye directamente en la aceptación de los consumidores. Además a largo plazo se genera un ahorro considerable de energía, lo que supone una mayor rentabilidad de la empresa.

Una vez que sabemos qué es una empresa ecológica, debemos de saber cuáles son los objetivos que se deben de tener para ser una empresa ecológica. En primer lugar, cuando encargamos el estudio de impacto ambiental, es vital adaptar el mismo a los objetivos a corto y medio plazo, es mejor empezar con objetivos que se pueden conseguir realizando inversiones asumibles, y poco a poco ir invirtiendo en medios y tecnología más eficientes que ayuden al medio ambiente.

Involucrar al personal en los objetivos para crear una empresa ecológica es clave para conseguir los mismos. Se debe de formar a los empleados en el respeto al medio ambiente, y esto esto se consigue haciendo que se cree una cultura y filosofía de empresa en este sentido. Para ello se pueden llevar a cabo políticas para reducir el uso del papel, el del agua o la utilización responsable de la electricidad.

Invertir en tecnologías más eficientes o herramientas que faciliten el trabajo o repercutan positivamente en los objetivos planteados. Como decimos los trabajadores son una pieza clave en la consecución de los objetivos, y para ello hay que facilitarle el trabajo en la medida de lo posible con las herramientas y tecnologías de las que hablamos.

Un sector que está transformando sus estructuras para proteger el medio ambiente es el textil, un sector que es conocido por explotar los recursos naturales. Pero actualmente están llevando a cabo políticas para utilizar materiales reutilizables que no dañen el medio ambiente, o utilizando tintes naturales que no contaminen las aguas cercanas a las fábricas.

Una empresa del sector textil digna de mencionar es HHG, una empresa de fabricantes de ropa al por mayor de mujer y complementos, que desde 1985 prestan sus servicios. Esta empresa destaca por desarrollar dos colecciones anuales que cubren todas las necesidades de sus clientes, que pueden obtener sus productos en su tienda online o en las tiendas y almacenes de proveedores en Madrid, Bilbao y Argentina.

Deja un comentario