Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Medicina estética, ¿sabes en qué consiste?

shutterstock_2312231401(FILEminimizer)

Los avances tecnológicos son fundamentales para la evolución de la medicina estética actual. En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber sobre sus tratamientos, cuál es el origen de la medicina estética y cuáles son sus beneficios. Atenta, comenzamos. 

La medicina estética se trata de una disciplina médico-quirúrgica que usa tratamientos y técnicas para restaurar, mantener, mejorar y promocionar la salud, la belleza, la estética y el bienestar de las personas. Se diferencia de la cirugía plástica en que no utiliza tratamientos invasivos. 

Un tratamiento médico estético no solo mejora tu imagen, sino que también mejora tu salud y tu bienestar. Esta disciplina médica está cada vez más en auge y cada día surgen nuevas técnicas y nuevos tratamientos. Combinarlos de forma efectiva, logra resultados que hace relativamente poco tiempo eran impensables.

En los últimos años, la demanda de estos tratamientos médicos estéticos ha crecido notablemente, tanto por hombres como por mujeres. Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), más de un 30% de la población se ha realizado uno o varios tratamientos. Se espera que en los próximos 5 años, se llegue a alcanzar el 50%. 

Gracias a los servicios de la medicina estética, se eliminan imperfecciones para mejorar la apariencia del rostro o cuerpo de los pacientes, contribuyendo a aumentar la confianza y la autoestima. Sin duda, este es uno de los grandes beneficios de la medicina estética. 

¿Qué es la medicina estética?

En el año 1978, en Francia, se comenzó a llamar medicina estética a un conjunto de varias técnicas y procedimientos estéticos. La dermatología, la cirugía plástica y la endocrinología fueron la base para crear esta nueva especialidad de la medicina. 

En la actualidad, la medicina estética se trata de una especialidad médica que previene, trata y corrige las diferentes alteraciones de la belleza natural de los pacientes sin necesidad de intervenciones quirúrgicas ni hospitalizaciones. Esto supone una oferta mucho más cómoda. 

A la medicina estética se le unió la medicina antienvejecimiento en 1993, que vino desde Francia, y cuya finalidad era solucionar los problemas ocasionados por el paso de los años. Gracias a estas dos especialidades médicas, actualmente existen los tratamientos más adecuados para solucionar problemas estéticos, como por ejemplo, varices, obesidad, manchas en la piel o arrugas. 

Cada paciente y cada caso es distinto, necesitando de tratamientos personalizados y adecuados para cada persona. 

Diferentes áreas de la medicina estética

Debido a los grandes avances dentro de la medicina estética, hoy en día existen numerosos tratamientos que se pueden englobar en las siguientes áreas:

  • Dermatología estética. Esta es un área muy amplia en la que existen diferentes tratamientos, como por ejemplo, para frenar los signos del envejecimiento, la eliminación de tatuajes y cuidado de la piel mediante diferentes técnicas, como el botox, el ácido hialurónico, los peelings, etc. 
  • Endocrinología estética. En esta área de la medicina estética existen tratamientos para combatir la celulitis y aquellos que están relacionados con el metabolismo, como por ejemplo, las liposucciones. 
  • Fleboestética. La fleboestética engloba tratamientos para mejorar las varices, las microvarices y varículas. 
  • La estética genital. Esta área de la medicina estética engloba tratamientos de depilación, remodelación, etc. 
  • Obstetricia y ginecología estética. Con tratamientos médicos estéticos relacionados con la menopausia y el postparto. 

¿Cuál es su origen?

Desde la antigüedad existen evidencias de la preocupación de hombres y mujeres por los aspectos estéticos. Y es que, la búsqueda de la belleza es algo inherente al ser humano. Son muchos los que afirman que el Antiguo Egipto ha sido la cuna y lugar de nacimiento de los primeros tratamientos estéticos. 

Pero la historia de la medicina estética se remonta a la primera mitad del siglo XX. En esta época, se desarrolló una vertiente de la medicina con relación a la belleza. Debido a que el nivel de vida y económico de la población era mayor, los ciudadanos comenzaron a demandar tratamientos estéticos de manera habitual. Estos tratamientos los llevaban a cabo médicos cualificados que ofrecían las garantías necesarias para realizar procedimientos complejos que unían belleza y salud. 

¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios que aporta la medicina estética son múltiples, por ello, ha ganado tanta popularidad y cada vez son más las personas que recurren a sus tratamientos para sentirse mejor y tener una vida con mayor calidad. 

Hemos hablado con Dra. Rosa Bonal, clínicas de medicina estética donde emplean las últimas tecnologías en medicina y cirugía estética y que cuentan con un gran equipo médico para conseguir los mejores resultados, y nos han explicado cuáles son los principales beneficios de la medicina estética, son los siguientes:

Beneficios de la medicina estética

  • Autoestima, confianza y calidad de vida. Gracias a los diferentes tratamientos de la medicina estética, la calidad de los pacientes se ve beneficiada, sintiéndose más confiados al verse mejor. La autoestima aumenta, esto implica una salud psicológica fuerte. 
  • Un bienestar general. Los beneficios de los tratamientos médicos estéticos van más allá de mejorar el físico porque también se ven reforzadas las relaciones sociales, profesionales, sociales y económicas de los pacientes, ayudándoles a lograr sus metas y objetivos. 
  • Tratamientos no intrusivos. Los tratamientos de cirugía estética son permanentes y no se puede volver al estado original, pero con los tratamientos de medicina estética no ocurre lo mismo. ¿Por qué? Porque los tratamientos que se realizan no son intrusivos ni suponen un cambio radical en el rostro o cuerpo de los pacientes, es decir, se puede volver al aspecto original. 
  • Mejoría a largo plazo. La medicina estética ayuda a mejorar a largo plazo. Por ejemplo, los pacientes que se someten a un tratamiento para perder peso, después del procedimiento, se animan a llevar una vida más saludable que les permita seguir perdiendo peso con una dieta equilibrada y ejercicio físico. 
  • Tratamientos cortos. Gran parte de los tratamientos de medicina estética requieren poco tiempo de intervención. Muchos de ellos, se realizan en horas e, incluso, en minutos. Esto es una gran ventaja porque no suponen molestias y los pacientes pueden continuar con su día a día con normalidad. 
  • Resultados efectivos. Otro beneficio es que los resultados de los tratamientos son muy efectivos, siempre dependiendo de cada paciente. En algunos es necesario varias sesiones para lograr unos resultados óptimos. 

Conclusión 

Terminamos este artículo con una recomendación y es que si vas a someterte a un tratamiento médico estético, te pongas en manos de profesionales cualificados que te generen la confianza necesaria para realizarlos, cumpliendo las expectativas esperadas. Debe ser un profesional capaz de identificar aquel o aquellos tratamientos que se ajusten con tus necesidades, para obtener unos resultados de calidad. Recuerda que sentirte a gusto con tu apariencia tiene un efecto muy positivo en tu bienestar general, resultando fundamental para tu equilibrio psicológico. 



Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest