Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los productos ecológicos de limpieza le ganan la partida a los tradicionales

shutterstock_2348464165(FILEminimizer)

Ha llegado la hora de que todo el mundo, sin excepción que valga, se tome muy en serio toda cuestión que vaya ligada a potenciar la ecología y el cuidado de nuestro medioambiente. Durante décadas y décadas, el ser humano ha cometido una serie de errores y excesos que nos han llevado a una especie de situación límite en la que vamos a contrarreloj de cara a cumplir uno de los grandes objetivos del siglo: reducir o detener el impacto que el ser humano provoca en la atmósfera, en la flora y fauna y en los mares y océanos de nuestro planeta.

Obviamente, esto no se puede conseguir teniendo en cuenta una única actividad. En los últimos años, ya hemos visto cómo las diversas administraciones públicas de diferentes países y de diferentes niveles han propulsado diferentes leyes para garantizar una mejora en el cuidado de nuestro entorno. En efecto, se han potenciado las energías alternativas, se ha limitado el uso de vehículos que funcionan con combustibles fósiles en determinadas partes de las grandes ciudades, se han propuesto sanciones mucho mayores para quienes no reciclan, se ha puesto fin a los plásticos de un solo uso y se ha impulsado en la medida de lo posible todo lo que tiene que ver con el transporte público.

Podríamos pensar que todas estas cosas ya provocan cambios sustanciales a mejor para nuestro planeta. Sin embargo, estamos hablando de una lucha que es bastante complicada y para la que tenemos que seguir ideando soluciones. Debemos acabar con cualquier tipo de contaminación y debemos proteger de este modo cada pedacito de nuestra Tierra de la destrucción que a buen seguro causaría la acción humana sin control. Ni que decir tiene que ese es el camino que debemos tomar para dejarle a las generaciones venideras un mundo mucho mejor y más habitable.

¿Qué es lo que está sucediendo en España? Podríamos decir que, en nuestro país, nos vamos concienciando al respecto de los problemas de los que hemos venido hablando en los párrafos anteriores. En una información lanzada en la página web de Nius Diario durante el año pasado, se afirmaba que esa conciencia en pos del cuidado del medioambiente estaba creciendo en el interior de nuestras fronteras pero que solo el 19% de la gente había limitado el uso de su coche, que es una de las acciones consideradas como básicas para generar una contribución positiva a nuestro entorno.

Sin embargo, y aunque como vemos hay algunos aspectos por pulir todavía, son muchos los medios de comunicación que se han hecho eco del aumento del interés de los españoles y las españolas por aspectos como la ecología. Uno de esos medios es el diario La Vanguardia, que en la noticia que vamos a enlazar a continuación hablaba de que la cultura, el interés y la preocupación por el medio ambiente estaban arraigando en España. Se trata de una información que también es del año pasado, por lo que asuntos como el cuidado de nuestro planeta siguen vigentes en la actualidad y no son cosa ni mucho menos del pasado.

No existen excusas para luchar por nuestra Tierra y desafiar a los problemas provocados por el ser humano que la amenazan. Cada vez son más las personas que tienen claro que la degradación de nuestro planeta es evidente y que es uno de los aspectos más preocupantes que tenemos sobre la mesa a día de hoy. Quienes trabajan con productos de corte ecológico nos lo confirman, siendo el de  Stocknet Vallès uno de los mejores ejemplos con los que contamos para ello. Han sido ellos y ellas mismas quienes nos han contado que los productos de limpieza ecológicos han empezado a llamar poderosamente la atención de los consumidores de un tiempo a esta parte.

Los y las jóvenes, fundamentales en los distintos procesos

Las generaciones de más corta edad son las que más fuerza están haciendo por cambiar las cosas a lo largo y ancho de todo el mundo. Conscientes de que les queda una larga trayectoria todavía sobre este planeta, son quienes han demostrado tener una mayor preocupación por los asuntos que tienen que ver con las fórmulas adquiridas para terminar con la degradación de nuestro entorno. Es una bendición que esto sea así porque son estas generaciones las que, a través de la ciencia y de la divulgación, van a encontrar la manera de terminar al menos con parte las amenazas que se ciernen sobre nuestro planeta azul.

Tenemos que ser conscientes de que queda mucho por hacer. Las nuevas leyes y ese aumento de la conciencia del que hemos hablado no son suficientes, aunque sí son una buena manera de empezar a cambiar las cosas. Es urgente que sigamos muy pendientes de este tema y colaborando con nuestro granito de arena en la construcción de un mundo mejor y que no presente amenazas como el cambio climático para sus habitantes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest