Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Enfermedad periodontal, causas y prevención 

shutterstock_667433431(FILEminimizer)

Es muy importante prevenir la enfermedad periodontal ya que esta puede ocasionar hasta la pérdida de los dientes. Y es que, cuatro de cada diez adultos tiene algún síntoma de periodontitis, además nueve de cada diez padece algún grado de gingivitis. 

Pero, ¿sabías que esta enfermedad de las encías está directamente relacionada con la artritis reumatoide, el bajo peso al nacer o los problemas de control de la glucosa en la sangre en la diabetes? Pues sí. La bacteria que provoca la periodontitis puede traspasar al torrente sanguíneo mediante el tejido de las encías y afectar a otras partes del cuerpo.

La periodontitis, también conocida como enfermedad de las encías, es una infección de gravedad de estas que daña el tejido blando alrededor de los dientes. Debes tratar esta enfermedad lo antes posible, ya que puede destruir el hueso en el que se apoyan los dientes. Y lo peor, puede causar que los dientes se aflojen o se caigan. 

De ahí la importancia de su prevención. A continuación te contamos las principales causas de esta enfermedad, así como sus síntomas y cuál es la mejor prevención para no padecerla.

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La periodontitis se trata de una enfermedad inflamatoria que afecta al periodonto. El periodonto son los tejidos que hay alrededor del diente. Cómo te hemos dicho, si no te hacen un diagnóstico y te lo tratan a tiempo, puede provocar la pérdida de tus piezas dentales. Además, en determinados casos puede repercutir en otros aspectos de tu salud.

Según datos de la OMS, esta enfermedad en su fase grave, es decir cuando afecta a los tejidos que sostienen y rodean los dientes, afecta ya a casi el 10% de la población mundial.

La enfermedad periodontal: Gingivitis y Periodontitis

El diente se divide en dos partes fundamentales, la corona que es la parte con la que masticas, y por otro lado está la raíz anclada al hueso mediante lo que conocemos como periodonto. ¿Cuál es la función del periodonto? La función del periodonto es unir y anclar el diente al hueso. 

El periodonto presenta la siguiente estructura compleja, está compuesto por el cemento que está recubriendo la raíz. Por otro lado está el ligamento cuyas  fibras son las que unen el diente al hueso. Este hueso es donde se aloja la raíz del diente y la encía es un recubrimiento de color rosado.

Si no cuidas los dientes de forma adecuada aparecerá primero la enfermedad gingivitis. ¿Qué es la gingivitis? Es el enrojecimiento e hinchazón de la encía. La gingivitis aparece cuando la limpieza bucal es incorrecta. Pero existen otros factores que influyen como el tabaco, hormonas del embarazo, así como otras enfermedades y medicamentos que están relacionados directamente con dicha enfermedad. Si no se trata a tiempo puede convertirse en otra más avanzada e incluso en una periodontitis, que antiguamente se conocía como piorrea.

La periodontitis lleva asociada la pérdida de tejido. Es una enfermedad grave para la boca. Las encías retroceden quedando las raíces de los dientes expuestas, esto te provocará demasiada sensibilidad al frío y al calor. Esta enfermedad periodontal afecta a la estética y a tu salud, pero lo más grave es que puede acabar con la pérdida de las piezas dentales.

Síntomas de la enfermedad periodontal 

Si tienes las encías sanas estas son firmes y encajan alrededor de los dientes de forma perfecta. El color puede variar en personas sanas e ir desde desde el rosa claro a rosa oscuro, aunque también puede ser de color marrón.

Los principales síntomas de la periodontitis son los siguientes:

  • Las encías se inflaman y llegan a hincharse.
  • El color de las encías se vuelve rojo brillante, rojo oscuro o violeta.
  • Las encías se vuelven muy sensibles al tacto y sangran con facilidad.
  • Mal aliento y pus entre los dientes y las encías.
  • Dolor al masticar y dientes flojos.
  • Pérdida de dientes.

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad de las encías?

Las enfermedades periodontales están producidas por la acción de más de 700 tipos de bacterias que, por lo general, viven en la boca. Estas bacterias se depositan en tus encías, dientes y en ocasiones hasta en las reconstrucciones de las piezas. 

Si la higiene es incorrecta o incompleta hace que las bacterias crezcan y se agrupen formando placa bacteriana en zonas escondidas de tu boca, sobre todo en los espacios entre los dientes. También se pueden formar en los surcos de las encías y en las fisuras dentales. 

Cómo te hemos dicho el desarrollo de la periodontitis comienza con la placa. ¿Qué es la placa? Es una capa pegajosa que está formada por bacterias. La placa se forma en los dientes a través de la comida, ya que los azúcares y almidones interactúan con las bacterias que están en tu boca. Para evitar la placa recuerda cepillarte los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental. Pero recuerda que la higiene ha de ser diaria, ya que la placa regresa de forma rápida.

Esta placa también puede endurecerse bajo la encía transformándose en el llamado sarro dental si esta queda en los dientes. Este sarro es difícil de extraer, pues con solo cepillos e hilo dental no es posible. Para ello debes acudir a un profesional que te haga una limpieza dental, y así conseguir extraerlo.

La placa puede causar la enfermedad de gingivitis. Esta enfermedad es la más leve que puede afectar a las encías. Se trata de la inflamación del tejido que está rodeando la base de tus dientes. A este tejido también se le denomina tejido gingival y es el tejido de las encías.

Puedes acabar con la gingivitis con un buen tratamiento profesional y una buena higiene, a no ser que ya suponga la pérdida ósea. Esto ya requiere de otras intervenciones por parte de tu dentista.

La hinchazón y la irritación de tus encías de forma constante pueden causar la enfermedad periodontal. Se trata de una inflamación en las encías. Esto hará que con el paso del tiempo se formarán unas bolsas en las que se acumulan bacterias, placa y sarro dental. Además, estas bolsas se vuelven más profundas con el paso del tiempo. 

Lo peor de esta enfermedad es que si se agrava podrás perder las piezas dentales. También está demostrado que, una inflamación continuada sobrecarga tu sistema inmunitario pudiendo causar otros problemas en tu salud.

Factores que aumentan el riesgo de periodontitis

  • Fumar o consumir tabaco de mascar.
  • Gingivitis.
  • Tener hábitos de higiene y cuidados de la salud bucal deficientes.
  • Cambios hormonales, por ejemplo en periodos como el embarazo o la menopausia.
  • Obesidad.
  • Mala alimentación y un déficit en vitamina C.
  • Genética.
  • Determinados medicamentos que provocan excesiva sequedad en la boca o cambios en las encías.
  • Enfermedades que disminuyen la inmunidad como por ejemplo: el SIDA, la leucemia o el tratamiento para combatir el cancer.
  • Otras enfermedades como: la diabetes, la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn.

Consejos de profesionales para prevenir la enfermedad de las encías 

Los odontólogos y profesionales del Centro de Innovación Tecnológica Arturo Soria, expertos en estética dental en Madrid, que disponen de la tecnología más avanzada aplicada a todas las especialidades, recomiendan la prevención y para ello te proponen una serie de consejos para prevenir las enfermedades de las encías. ¡Toma nota! y tu salud bucal mejorará de forma notable. Son los siguientes:

  • Cepíllate los dientes y encías de forma correcta

La higiene bucal es fundamental, estos profesionales recomiendan lavarse los dientes al menos tres veces al día, después de cada comida, y lo más importante antes de acostarte.

El proceso de lavado y cepillado debe durar unos dos minutos. También es muy importante que el cepillo no sea de cerdas duras, se aconseja normal o suave. Renuévalo cada tres meses.

  • Usa hilo dental y otros complementos para la limpieza

Los cepillos interdentales y la seda dental permiten alcanzar recovecos donde el cepillo normal no llega. Cómo el cepillo no llega, es más fácil que se forme placa y aumente el riesgo de enfermedades como gingivitis y periodontitis. 

Debe de ser el odontólogo el que te diga cuál de estos dos complementos usar. Y por supuesto, ten mucho cuidado para no dañar las encías durante el proceso de limpieza.

También puedes enjuagarte con colutorios cuando así te lo indique tu dentista.

  • Evita el tabaco

Fumar es uno de los factores de mayor riesgo para sufrir enfermedades de las encías. Y es que, según el SEPA, entre el 30% y 40% de los casos de periodontitis crónica se atribuye al tabaco. Por ello, no fumar o reducir su consumo es una de las mejores maneras de prevención.

Los efectos negativos que el tabaco ejerce sobre la placa bacteriana, así como en los tejidos de la zona, son claves en el desarrollo de esta enfermedad.

  • Visita al odontólogo con regularidad

La periodicidad recomendable para visitar a tu dentista es cada seis meses. Así será posible detectar los posibles problemas y atajarlos a tiempo.

  • Lleva una dieta equilibrada y saludable 

Esta es también una clave fundamental en la prevención de enfermedades de las encías. Por ejemplo, una dieta donde se consumen muchos productos con azúcares añadidos hace que tengas un riesgo mayor de padecer caries y acumular placa bacteriana. En definitiva, de que tengas una peor salud bucal.

Pero además, una dieta poco saludable favorece la aparición de enfermedades como diabetes u osteoporosis, que son factores de riesgo para que padezcas la enfermedad periodontal.

.

 ¡Toma nota de estas recomendaciones! y tu salud bucal mejorará de forma notable.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest