Comprar coche en Alemania

Comprar coche en Alemania

Una de las opciones favoritas de muchos usuarios es comprar un coche en Alemania, pues es un país con fama de fabricar coches duraderos y que tiene una elevada tasa de renovación en su parque automovilístico. Nos podemos ahorrar un buen dinero y su mercado de ocasión es enorme. Nos puede salir

Consideraciones

Lo primero que debemos plantearnos antes de adquirir un coche en Alemania es si será nuevo o usado. En el coche nuevo, los más baratos son los de marcas teutonas. Existen muchas empresas que realizan el transporte del coche o puedes hacerlo tú, aquí tú debes decidir y saber si quieres comodidad sobre ahorro.

Vamos con los pasos a dar:

Encuentra el coche. Hay webs como Autoscout.de, que es un sitio web de compraventa, aquí podrás hacer las consultas. Una vez lo tengas decidido, se debe hacer el plan de viaje a Alemania, por avión es lo más recomendable y también reservar un hotel, pues la compra del coche es complicado que lo soluciones en una jornada.

Plan de viaje de ida y vuelta. En este plan, se debe contemplar la vuelta en el vehículo o, como nos recomiendan desde transportescars.com, tener en cuenta el gasto del transporte del vehículo en el caso de que te lo haga una empresa.

Trámites en Alemania. Como sucede al comprar un coche usado, no solo tenemos que hacer una revisión del coche por dentro y por fuera, también debemos asegurarnos que el número que tiene el bastidor es igual que el de la documentación.

En este sentido, es necesario que te proporcionen un informe con los accidentes posible y donde aparezca que “no tuvo accidentes”. De igual forma, tienes que contar con la ITV alemana en vigor, así como el certificado de conformidad, libro de mantenimiento y el correspondiente permiso de circulación.

Cuando se haga el pago es posible que se haga mediante efectivo y así que se reduzcan los plazos o hacer el pago mediante transferencia bancaria pensando siempre en los plazos característicos de las transferencias internacionales.

Añadido a ello, es necesario tener un contrato de compraventa, sin que importe si se es un vendedor particular o profesional y si es profesional, no olvides que tiene que tener una factura de compra.

En cuanto se haga la compra, en el caso de que el coche no tenga la ITV alemana, habrá que ir a pasarla, lo que te va a costar sobre 100 euros, necesitando unas placas provisionales, seguro temporal y demás, los cuáles van a valer para que puedes viajar hasta territorio español y se pueden obtener en la oficina de matriculación.

No olvides tener el pasaporte, certificado de revisión y de revisión de gases, la documentación del coche, certificado de tener seguro temporal y el certificado internacional de seguro.

Trámites en España

En nuestro país se debe traducir la factura de compra venta, aunque conservemos la original y se tiene que pagar el IVTM.

Se tiene también que pasar la ITV en España y proceder a la matriculación mediante la DGT. Todo ello debe venir con el impreso de solicitud de matriculación, que lo puede hacer una gestoría. Eso sí, siempre teniendo en cuenta el plazo de vigencia de la documentación temporal alemana. De no ser así, estarás circulando de forma irregular en España y puede caerte una sanción grave.

Precio del coche en Alemania y ahorro

Depende bastante de donde lo vayas hacer, pues los gastos de adquisición pueden oscilar entre los 3000 y los 4000 euros. Una vez tenemos en mente esto, el coste del viaje y los trámites también suman. ¿Compensa entonces? Pues sí, pero no siempre. De manera especial puede convenir en los modelos de marcas alemanas.

En concreto, si vamos a por los coches germanos de alta gama en segunda mano, partiendo de los doce mil euros es cuando las diferencias comienzan a ser importantes. Pero no olvidemos, lo mejor es hacer los cálculos pensando el gasto importante que implica el ir allí y realizar todos los gastos en cuanto a trámites y la documentación para poder traer el coche nuevamente y todos los papeleos.

Conviene tener todo esto en cuenta para poder tomar la decisión de si nos inclinamos por importar el coche o no, pero hay muchos casos en los que sí parece ser una alternativa digna de ser tenida en cuenta, pues el ahorro es bastante grande incluso debiendo afrontar los gastos de transporte y trámites respectivos que en algunos casos actúan de barrera para que más gente se anime a dar el paso e importar más coches de Alemania.

Deja una respuesta