Cómo importar un coche a España sin morir en el intento

Cómo importar un coche a España sin morir en el intento

Existen muchas razones por las que podríamos querer importar un coche, ya sea que lo compramos mientras vivíamos fuera de España, o porque económicamente comprarlo fuera es más rentable, o sencillamente porque el modelo que queremos comprar es más sencillo encontrarlo fuera de nuestras fronteras, sea cual sea la razón, para importarlo tenemos que seguir una serie de pasos que nuestros amigos de Transportes de vehículos TransThalia nos explican detalladamente, de forma que al cumplirlos correctamente, nos permita la circulación libre de problemas de nuestro vehículo.  

Lo primero que hay que saber es que los coches importados tienen 30 días para matricularse, la DGT otorga matrículas temporales mientras se lleva a cabo el proceso, pero es imprescindible cumplir con los plazos, para que no tengamos ningún problema. 

Ahora bien, los pasos a seguir comienzan con la compra del coche. Si ya somos propietarios de un coche y sólo buscamos trasladarlo legalmente a España, hacemos caso omiso de este primer punto, de lo contrario, elegir y comprar el vehículo, es lo primero que hay que hacer. Las tecnologías nos permiten comprar un coche en otro país sin necesidad de ir personalmente, lo ideal en estos casos es comprar mediante una empresa que nos garantice la celeridad del proceso y también la seguridad del mismo. Ya comprado el coche, para poder trasladarlo se necesitará la factura en su idioma original y una traducción jurada de la misma. O en el caso de haber hecho la negociación entre particulares, un documento de compraventa bilingüe que tenga los datos personales de ambos, tanto del vendedor, como del comprador. 

Cuidado con las estafas 

Antes de cerrar cualquier negocio, asegúrate de que todo está bien. En el mundo hay miles de empresas y personas honestas que hacen bien su trabajo y que van a ayudarte con la compra o con el traslado de tu coche.  

Pero así como hay miles de personas y empresas honestas, hay miles de deshonestos buscando la oportunidad de estafar y dañar a las personas. Asegúrate de investigar muy bien las referencias de la empresa o de la persona con la que desees hacer el negocio, tomar una decisión equivocada en este caso, puede generarte muchos problemas.  

Por lo cual, si ves una oferta extremadamente llamativa, ten cuidado y no confíes plenamente en ella, puede ser una estafa. 

Transportar el vehículo 

Ya después de tener el vehículo en tus manos, trasladarlo a España no es tan sencillo, por lo que lo ideal es que sea una empresa de traslados de autos, los que se encarguen de ese proceso. En primer lugar porque la permisología es complicada, según el país de origen se puede necesitar una matrícula provisional para circular, además de respetar las leyes que tengan que ver con los seguros. También hay que considerar el gasto en combustible si decidimos trasladar el coche nosotros mismos.  

Para poder importar un coche y que pueda entrar legalmente a España, necesitarán la siguiente documentación: 

  • Contrato de compraventa  
  • Copia del documento de identidad del vendedor y del propietario así como sus datos de contacto 
  • Ficha técnica del vehículo 
  • Certificado de Conformidad de formato europeo (emitido por el fabricante) o la ficha reducida (emitida por un ingeniero titulado) 

Cancelar los impuestos 

Para evitar inconvenientes que vayan a generar problemas legales, hay que cancelar los siguientes impuestos: 

  • El impuesto de circulación al Ayuntamiento donde esté empadronado. 
  • A Hacienda, el impuesto de matriculación (Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte), el IVA para vehículos nuevos o el ITP (Impuesto Transmisión Patrimonial) para los de segunda mano 
  • Si el coche es extracomunitario, pagar los trámites aduaneros para poder recibir el DUA (Documento Único Administrativo) 

Comprar una póliza de seguro 

Los accidentes ocurren y lamentablemente no sabemos cuándo ocurrirán, es por eso que tener un seguro que nos respalde como individuos y que respalde nuestro coche en caso de daños, es una tranquilidad inmensa.  

Aprobar la ITV 

Para comprobar que el coche cumple con los requisitos para circular, necesita aprobar la ITV, y para poder hacerlo, se necesita consignar los siguientes documentos 

  • Póliza de seguro del vehículo 
  • Ficha técnica del vehículo 
  • Comprobante de propiedad del vehículo 
  • Carnet de conducir del propietario 
  • Comprobante de liquidación de tasas e impuestos 

Matricular el coche 

Este es el último paso y para llevarlo a cabo, necesitamos una cita en la Jefatura de tránsito correspondiente y llevar la siguiente documentación 

  • Traducción jurada de todos los documentos del coche (en caso de no estar en español) 
  • Comprobante de propiedad del vehículo 
  • Certificado de Conformidad Europea (COC) o la ficha reducida 
  • Ficha técnica del vehículo 

El proceso no es sencillo puesto que requiere de mucha paciencia, muchos trámites y mucha documentación, sin embargo, si se quiere importar un vehículo, cumpliendo con las normas y haciendo el proceso en los tiempos indicados, será más llevadero.  

Por otro lado, otra solución podría ser comprar un vehículo que ya fue importado, por otra persona o empresa y que el proceso complejo, ya lo hicieran otras personas antes. Lo importante es que cualquiera que sea la decisión que tomes, sepas los pasos a seguir, para que puedas disfrutar de tu coche sin problemas. 

Deja una respuesta