Resulta obvio que cuidar de nuestro medio ambiente se ha convertido en una de las prioridades de todos los países en la actualidad. Y es que no es para menos. El ser humano ha degradado su entorno durante muchos años y ahora nos encontramos en una situación crítica. Tenemos la obligación de hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar que las consecuencias de nuestros excesos terminen por condicionar la vida que conocemos a día de hoy. Eso es precisamente lo que se trata de evitar. Y es que el futuro depende de ello.