Los niños, tan activos por regla general, están atados de pies y manos encerrados entre cuatro paredes. Algunos de ellos tienen suerte, y disponen de terrazas o jardines en casas unifamiliares, la mayoría vive en pequeños pisos y solo tienen acceso a un limitado balcón, y los más desafortunados solo tienen ventanas para poder sacar la cabeza y respirar aire puro. Así, aunque la realidad es que todos, adultos y niños, hemos notado este confinamiento al que nos hemos visto sometidos por el Covid-19 y el Estado de Alarma decretado por el Gobierno, los pequeños son los que menos entienden y más lo sufren.
El Gobierno ha decidido destinar 45 millones de euros de presupuesto al Plan MOVES, Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible, y se convierte así en líder en la transición ecológica. De lo que se trata es de incentivar la movilidad sostenible por medio de un programa de ayudas para incentivar la compra de vehículos sostenibles, instalar infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, así como implantar sistemas de alquiler, entre otras medidas.