Si eres un enamorado de la naturaleza, si estás plenamente concienciado de la obligación que tenemos todos de preservar los recursos naturales que tenemos a nuestro alcance, no dejando que se desperdicien como cuando dejamos un grifo de agua abierto, cuando no reciclamos convenientemente algunos productos tan dañinos para la naturaleza como medicamentos, productos de limpieza, móviles, plásticos… cuando no paramos de elevar continuamente la contaminación del aire de las grandes ciudades, la contaminación por metales pesados presente en el agua de los ríos, mares u océanos, y deseas poner tu granito de arena para intentar solucionar los graves problemas medioambientales, a los que nuestro planeta se enfrenta, seguro que la carrera de ciencias ambientales es una buena opción para ti.
Una de las ciudades europeas que tiene más visitas turísticas es Barcelona. En la capital catalana se pueden hacer muchas cosas, incluyendo una oferta de diversión y ocio para toda la familia. Hablamos de una ciudad que tiene montaña cerca y que está a las orillas del Mediterráneo. A nivel cultural todos sabemos el amplio catálogo que dispone, en una ciudad que desde los romanos ha ido absorbiendo culturas y que tiene a Antonio Gaudi como representante.  Los más pequeños pueden disfrutar de emociones en sus parques de atracciones, acuarios, etc. El aburrimiento en Barcelona es complicado, sin duda.  
El coche es el vehículo por excelencia en prácticamente todo el mundo. La mayoría de los vehículos que se producen a lo largo y ancho del mundo son de este estilo. Su comodidad, la facilidad con la que se pueden aparcar y su relación entre el servicio que proporcionan y el coste al que los podemos adquirir hacen de la confianza que depositan en ellos millones de personas algo habitual. Y es que no hay vehículo en el mundo que sea más ideal tanto para una sola persona como para una familia.