España es un país en el que la apuesta por las energías renovables ha sido quizá algo intermitente en sus inicios pero bastante importante en la actualidad. En efecto, los sucesivos gobiernos han ido comprendiendo la necesidad de preservar los recursos naturales y apostar por el reciclaje de todo tipo de productos y energías. Ahora, esta partida es ineludible en cada debate sobre los Presupuestos Generales del Estado y el asunto tiene una importancia cada vez mayor para los ciudadanos.