Pues, te diré, que ese gesto tan cotidiano en nuestro día a día, tiene los días contados. ¿Cómo? No, no creas que pronto llegarán las prendas autolavables, o mejor aún, antimanchas. Es mucho más sencillo que eso, aunque igualmente revolucionario: el autoservicio de lavandería, un tipo de establecimiento que se ha instalado, para quedarse, en todos los lugares del mundo. Y es que las ventajas que ofrece, tanto a nivel económico, como ecológico, son realmente sorprendentes.Las nuevas generaciones se preocupan más por su salud, por la buena alimentación, el ejercicio físico, y por el medio ambiente, el tipo de clientes que tiene  Wash-up,  cada equipo dispone de equipos automáticos de dosificación que evitan tener que añadir aditivos extra.